Suena el despertador a las 4 de la mañana. En modo autómata pillamos la mochila, la echamos al coche y ponemos dirección Accous, en el valle de Aspe. El objetivo del día es el corredor noroeste del Ronglet. 450 m de corredor con una inclinación máxima de 55º para superar unos 500 m de desnivel positivo y una dificultad AD-.

Tras el viaje a horas intespestivas, llegamos a Accous con las primeras luces y tras pasar por el pueblo y tomar las pistas llegamos hasta el aparcamiento (800 m). Como siempre, organizamos material repartimos pesos y para arriba.

img_8447.jpg
Ronglet desde la pista. Se intuye el corredor NW

La aproximación es tan bonita como dura. Seguimos la pista hasta cruzar un reguero (850 m) y buscamos el collado de Iseye, que discurre paralelo a la margen izquierda del río. Después el camino continua subiendo por un bosque con fuertes pendientes hasta llegar a la cabaña de Lapassa (1236 m). Tras 1h 30′ y unos 800 m de desnivel llegamos a una zona repleta de piedras tras la que se encuentra la entrada al corredor. Al encontrar la primera zona de nieve nos colocamos todo el material (crampones, piolet, friends, fisureros…) y tiramos para arriba.

El corredor se presenta interesante, la nieve no está en las mejores condiciones pero aguanta bien. De repente nos encontramos con un resalte de roca y con el arroyo que baja por debajo de la nieve. Interesante. Lo pasamos bien y seguimos para arriba cuando nos encontramos de nuevo otro paso de roca, un poco más complicado esta vez. Cada vez el corredor va ganando interés y el ánimo sube.

dcb8d03a-88e3-458e-acbe-faec5e9e3db1
Paso de roca al inicio del corredor

Una vez superado el paso de roca, vemos el final del corredor. De la salida del paso al final del corredor tenemos todo nieve con una pendiente que se mantiene siempre entre los 45 – 50º. Lo vemos cerca, pero más adelante nos daremos cuenta que no está tan cerca como parece. Subimos en libre, dando relevos para dosificar el esfuerzo.

Finalmente llegamos a un pequeño collado (2160 m) desde el que vemos la arista cimera – bastante expuesta y aérea – y la cima de Ronglet (2196 m). El paso es complejo y la cornisa de nieve que debemos superar para llegar a la cima no nos convencen y decidimos montar un rápel de unos 50 m desde la reunión que hay en mitad de la arista. Buscamos el collado de Ronglet (1900 m) y bajamos hacia el valle por la nieve, es la opción más segura.

Una vez llegamos a la zona de piedras decidimos regresar sobre nuestros pasos para ir perdiendo altura, llegar al bosque, cruzar el río y coger la pista para regresar al aparcamiento tras 8 horas de actividad (9,3 km y 1540 m desnivel positivo).

¡Aquí algunas fotos más!

¡Hasta la próxima escalada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s